Sabes estás dentro del cuento. Hoy 27 de febrero cumplo años. Llegué  a los 69 y le doy gracias al gran padre por la vida.

¿Qué ocupa mis pensamientos ahora en el momento de vivir la celebración de mi vida?

Comparto con ustedes en el cuento lo que pienso...

A la luz del día y al caer la noche pienso en ti Venezuela.

Mirando hacia afuera u observando hacía adentro estás presente Venezuela.

Entre el inhalar y el exhalar mantengo el sosiego buscando la calma. Con este ritual deseo exorcizar las falsas historias de un materialismo que mata las almas y que derriba el ave de la paz por que destruye sus alas.

¿Cual es tu pecado gran Monte Ávila?

¿No tener la altura del Salto de Ángel o no poder llegar hasta él para alcanzarlo?

¿O es que acaso los hijos nacidos de tu vientre no han podido liberarse de las viejas trampas del in humano egoísmo y de la indiferencia hacia los demás?

¿O se olvidaron que somos todos los demás?

En este cuento que es el cuento de todos, la tolerancia y el equilibrio es el pan de cada día para alimentar y conquistar la paz y la justicia. El candil del espíritu humano que ilumina las mentes y cuerpos y voces que piden a los cuatro vientos unidad para trabajar por una nueva patria que no esté dividida. 

Hay lugar para todos en la patria Venezolana. Tanto como hay espacio en el amor cuando en sana fraternidad se prepara para repartir a los que se entregan y darles para construir una obra perecedera en bien de todos.

Todo el mana de la geografía de la patria sur es fruto gratuito donado de la Pachamama para todos. Y si alguien se queda sin el fruto que le corresponde, entonces se condenarán nuestras almas a vivir en la discordia.

Si la violencia los hace cenizas y escombros entonces crece el odio y el sonido de la disonancia de la maldad apagará la sensibilidad humana cayendo todos en un tiempo de calamidad sin retorno.

A todas horas me visitas Venezuela.

En la distancia te recorro y en el escenario te evoco cantando Ansiedad o Caballo Viejo. 

Cuando eres mi nostalgia imito a Sadel o a Hector Cabrera o me inspiro en silencio pidiendo por ti mientras suena a mis oídos un Joropo llanero o una copla llanera que en su poesía y su musicalidad solo me pide paz y unidad para Venezuela...

 

foto: Monte Ávila, Creative Commons Search Google 

Danos tu email para recibir mas noticias

Sigueme / Follow me

YouTube -- https://www.youtube.com/channel/UCNOcW6nrZTlDj9RAncNYv4A Facebook -- http://facebook.com/1dannyrivera CD Baby -- http://www.cdbaby.com/cd/dannyrivera3

Escucha/Listen