Sabes, estás dentro del cuento...

Aquí el bien y el mal están enfrascados.

Para lograr buscar y conquistar la conciencia de los humanos, el mal logra con facilidad llevarse a su entorno los seres que tiene su conciencia en venta.

El mal actúa con fina astucia. Es un camaleón bien dotado de inteligencia.

El sabe como camuflajearse por las redes y es especialista en vestimentas. Nunca vas a ver la maldad con el mismo ropaje, por eso es difícil identificarla rápidamente. Posee distintas naves con las que viaja para ganar seres. Una es el corazón de aquellos que lo tienen lleno de rabia, de egocentrismo y otras con corazones que no tienen compasión con las cosas sencillas y maltratan a los más débiles.

Eso sí, no es grosero, al menos al principio se comporta con amabilidad y nos hace creer que es un ser altruista.

Así, a primera vista convence desde su andamiaje de supuesto aliado del ser humano.

El mal es otra conciencia programada para fingir sentimientos. Ofrece grandes discursos que hipnotizan a conciencias sanas, nuevas e ingenuas que salen por primera vez a buscar sus logros, su verdad, su proyecto de luz y amor.

Dice un refrán pueblerino: Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente...

La mayoría de las conciencias de este cuento se han quedado dormidos y atrapados en las corrientes de sus propias aguas y no se percatan que el mal ya les ha cambiando el rumbo.

Y, cuando buscan salir de su prisión algo pesado y complejo les confunde su raciocinio.

El mal es un experto en las técnicas modernas de manejo de los seres humanos. Crea sueños virtuales, escenas en oleografía que dominan a los corazones débiles. El mal está consciente y sabe atraernos hacia sus redes. Nos hace creer que es el bien mismo.

A el mal le desagrada que busquen e intenten desenmascararlo. Cuando intuye que lo están descubriendo se enfurece, es vengativo, ripostando con ataques donde el no pone sus manos directamente. Nos empuja a pelear entre hermanos. Muestra de ello es ver las escenas del tiempo que nos ocupa. Caos en la ciudades y territorios de los países del planeta.

Nos maneja el mal como marionetas y lo hace desde una cultura que nos apasiona practicar y hacerla nuestra como si fuera esencial para la felicidad la opulencia, el tener, tener y tener. Y llena los ojos mirando el mundo material como si fuera el Santo Grial.

Recuerdo una frase que me decía mi vieja, Sabina, mi madre, cuando me veía actuando con impaciencia por que tenía hambre y yo con resabio de niño ingenuo, le exigía, que me sirviera mucha comida sin antes haber probado un primer bocado.

Ella con su firmeza y su ternura de madre me decía: Danielito, uno no se llena primero los ojos antes que la barriga. Cómase la comida que le serví, y si después de comérselo si desea más, yo le doy más alimento....

El mal nos esclaviza pero no sabemos que es él ya que reviste nuestro entorno como nos gusta, con un brillo de neón y con la espectacularidad de un film de Hollywood. Nos crea la gula por el poder, y la avaricia.

Sabes, en este cuento, vence el bien al mal aunque con trabajo. Pero aquí se descubre al villano y lo dejamos fuera del espíritu de los que somos capaces de amar sin barreras.

Si estás en el cuento no permitas que el personaje del mal se meta en tu trama. Haz que tu intuición te escuche en tu ser clarividente. El mejor ejercicio para desenmascarar al mal es desde la lucidez espiritual. Mantén tu luz en todo lo bueno que vibra a tu alrededor. Si flaqueas, no te atemorices por que él se aprovecha y ataca en tu tiempo de debilidad.

Tenemos retos monumentales en el ahora que compartimos pensamientos e ideales.

Sí ya sabes que todos buscamos lo mismo, la felicidad y si tú la saboreas con más continuidad que otros, ayuda a los otros a que también lo logren.

Pon tu atención y respeto hacia toda criatura de el espacio y tiempo humano. No olvides que todos somos hermanos.

Esos que son catalogados como los que nos sirven por que son los más débiles, un día podrían salvarte de las garras del mal.

Enciéndele tu camino al bien y nunca serás manipulado. Aprende a localizarlo.

Busca estar donde nace el bien y el amor… esta dentro de nosotros mismos.  

Danny

 

Danos tu email para recibir mas noticias

Sigueme / Follow me

YouTube -- https://www.youtube.com/channel/UCNOcW6nrZTlDj9RAncNYv4A Facebook -- http://facebook.com/1dannyrivera CD Baby -- http://www.cdbaby.com/cd/dannyrivera3

Escucha/Listen